viernes, 20 de octubre de 2017

habia soñado que metía tres goles y han sido cuatro.

       Son declaraciones realizadas por el delantero txuri-urdin William-Jose, publicadas en el D.V. (20/10/17), después de disputar el partido de la UEFA CHAMPIONS contra  el Vadar y de conseguir cuatro goles en su participación.
      El jugador brasileño desveló que el miércoles, la noche anterior, había soñado que metía tres goles en este partido; y también por la mañana antes del partido le vinieron esos pensamientos…. ....Pero fueron cuatro!!!!!
      Curiosamente en ese mismo día se les comentaba a los jugadores del “Sanse”, 2º equipo de la Real Sociedad S.A.D., la importancia que tiene la práctica mental durante las últimas 24h. antes del partido, para ser eficiente en la toma de decisiones rápidas y la manera de entrenarlas. Es una evidencia más de que los grandes jugadores lo practican habitualmente y lo utilizan en el afrontamiento de los partidos.

martes, 12 de septiembre de 2017

llegarán lejos cuando tengan pasión

          Con motivo del estreno de una nueva competición de golf en Milán, organizada por la ATP, en la que los ocho mejores del año menores de 21 años se medirán bajo un formato idéntico a la Copa de Masters, el tenista mallorquín R. Nadal hacia las siguientes declaraciones  al diario El País (6/09/17).
          “Estoy seguro de que llegarán lejos, como nosotros, cuando tengan pasión y luchen con ilusión para mejorar. No se si podrán igualar nuestras carreras, porque es muy complicado que eso pase en una misma era, pero estoy seguro de que si trabajan conseguirán lo que se propongan”. 
      En el alto rendimiento deportivo el esfuerzo, la pasión y  la mejora son ingredientes fundamentales   para desarrollar el talento de los deportistas y para alcanzar los objetivos que se propongan. Y una vez más,  de forma recurrente, son destacados por este extraordinario tenista.  

me motiva lo mío, no lo de los demás.


          Interesante afirmación del tenista mallorquín. R. Nadal, publicada  en  el diario Mundo Deportivo (12/09/17), después de disputar la final del  US OPEN y batir al surafricano K. Anderson,; también señaló  que no se compara con campeones como el suizo R. Federer.
          “No necesito ningún tipo de estímulo, hago mi camino y me motiva mi carrera, no la de los demás, porque soy feliz haciendo lo que hago. No tengo nada que soñar ni que pedir, y la vida también consiste en conformarse, aunque ello no significa no querer más. Tras las lesiones del año pasado, veía complicado ganar dos torneos de Grand Slam en cuestión de 8-9 meses, pero si te centras en el trabajo diario y en el esfuerzo necesario, podrás aprovechar las oportunidades que te da la vida”.  
          Ganar y perder son compañeros de viaje; de lo que estoy contento y satisfecho es de haber estado preparado para ganar desde principios de año y creo que he competido bien en prácticamente todos los torneos del año. El día que no sienta “nervios  o la pasión por jugar me dedicaré a otras cosas.  Constituye un excelente ejemplo de compromiso con el esfuerzo, de pasión por lo que hace, de automotivación, de autosuperación y de satisfacción vital, cuestiones relacionadas altamente con la capacidad competitiva.

jueves, 24 de agosto de 2017

la diferencia entre lo posible y lo imposible es la medida de la voluntad del deportista.

          A menudo se suele hablar  de lo posible y lo imposible a la hora de plantear objetivos en el alto rendimiento, cuestión que está en boca de muchos  entrenadores y deportistas. Cuando un deportista habla de imposibles, en realidad está señalando que no va a estar dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para conseguir su meta, o que la ve inalcanzable.
         Los que tienen la determinación y la fuerza de voluntad para buscar aquello que inicialmente puede ser inalcanzable son deportistas que poseen una altísima confianza en sí mismos de manera permante y nada de lo que les pueda ocurrir en términos de dificultades  o adversidades les hará apartarse de su camino.
        Es el tránsito en la búsqueda de   la excelencia, en el que  se hace imprescindible una férrea voluntad de conseguirla, pero en el que no todos los deportistas están dispuestos a poner lo necesario para ello. La  implicación en el esfuerzo a altas intensidades, la determinación y la perseverancia en las tareas  que dia a dia se deben realizar, son  tres premisas necesarias para convertir lo imposible en posible.